Visores de Diapositivas: Tests y Consejos de Compra

Su proyector de diapositivas está en el armario lleno de polvo y ya no funciona y usted ya no dispone de un panel de luz? A pesar de ello, usted desea visualizar o escanear unas diapositivas de su colección o un archivo completo? Piensa con espanto en una tortícolis imaginándose tener que sostener cada una de las diapositivas contra la ventana para poder verlas? Desea demostrar un par de diapositivas rápidamente a otras personas?


En nuestro online-shop, todos los Visores de Diapositivas demostrados aquí están disponibles.

Entonces, un visor de diapositivas, que forma un puente entre el panel de luz y el proyector de diapositivas, es exactamente lo que usted necesita. Además, con un visor de diapositivas se ahorra al trabajo del montage del proyector y de la pantalla, ya que este aparato es de disponibilidad inmediata.

Los modelos existentes de visores de diapositivas empiezan desde los modelos más sencillos que simplemente se exponen contra la luz hasta los aparatos de un diseño muy práctico que ofrecen una iluminación de fondo que funciona a base de pilas y/o toma de corriente y mediante el magacín de diapositivas y el desplazador de cambio ofrecen el confort de un proyector para diapositivas. Lo que todos tienen en común no es sólo la posibilidad de poder ver o clasificar rápidamente un par de diapositivas, sino sobretodo el lente visor integrado que ofrece los factores de amplificación comunes de 2 a 3 veces. Por lo tanto, los que no desean trabajar o visualizar contínuamente sus diapositivas sino esporádicamente, con esto tendrá una alternativa para el panel de luz y la lupa o proyector y pantalla.

Distintas Estructuras de los Visores de Diapositivas

Como ya mencionado anteriormente, las distintas formas de los visores de diapositivas ofrecen más o menos lujo. Los modelos más sencillos son unos aparatos de plástico que apenas pesan un par de gramos con cristal de difusión o satinado al dorso y en la parte frontal un orificio para introducir una diapositiva. Estas diapositivas tienen que ser sostenidas contra la luz de la ventana para poder ver la imagen. Los modelos más sencillos no tienen ni un cristal de aumento y apenas son más grandes que la diapositiva y sólo ofrece una suoperficie de difusión para obtener una iluminación más uniforme. Los modelos algo mejores ya amplifican la diapositiva por un factor de dos. Las excepciones son aquellos visores que en realidad sólo son unos mini-paneles de luz, por lo tanto con iluminación de fondo que funciona con baterías pero que no aporta ninguna amplificación.

Los aparatos que (todavía)son de fácil manejo ya ofrecen más comfort que, mediante la iluminación de fondo integrada, ya no tienen que ser sostenidos contra la luz y ofrecen una amplificación de 2x a 3x mediante una lupa frontal. En estos aparatos, la diapositiva también es introducida desde arriba o de un lado.

Más prácticos, ya que más cómodos, son los aparatos de mesa que ofrecen un vistazo inclinado para la ergonomía de la contemplación. Estos modelos tienen una pantalla de fondo que funciona con baterías o suministro eléctrico, así como un lente de amplificación. Para los aparatos con funcionamiento (también opcional) de batería, básicamente recomendamos acumuladores, pero ha de ser mencionado que los acumuladores comúnes del mercado son de un voltaje más bajo que las baterías (1,2 en vez de 1,5 voltios), por lo cual la claridad de la lámpara de fondo resultará algo más débil.

El equipamiento oscila en el factor de amplificación, en la luminosidad de la lámpara integrada así como en el manejo mediante las distintas posibilidades de introducir las diapositivas. La versión más sencilla ofrece un magacín para la alimentación de diapositivas del cual la diapositiva tiene que volver a ser retirada, otros aparatos ofrecen adicionalmente la posibilidad del deslizamiento de las tiras de película y una bandeja de colección para las diapositivas ya vistas. Esto permite la sucesión más rápida de varias diapositivas.

Los aparatos más comfortables del mercado son de una apariencia muy similar a un proyector de diapositivas. A pesar de que son algo más pequeños, sólo se distinguen del proyector en que la imagen no es proyectada y se tiene que manejar el desplazador de cambio de las diapositivas manualmente. El magacín de las diapositivas es dividido por el desplazador de las diapositivas. Este transporta las diapositivas colocadas en el depósito de llenado de una a una, primero hacia la posición para la visualización y después a la bandeja de colección. Según el grosor de la diapositiva, estos aparatos tienen una capacidad de hasta 40 diapositivas que pueden ser visualizadas de una en una. Estos aparatos siempre funcionan con electricidad. A parte de la base obligatoria que se puede girar y también fijar, para así ajustar el ángulo de contemplación, solo se pueden detectar diferencias en el diseño, el confort de manejo y en el factor de la amplificación.

A continuación le presentamos algunos visores de diapositivas de distintas categorías y hablaremos de la forma de manejo de cada uno, así como de sus ventajas y desventajas.

Reflecta Visor de Diapositivas B36

Este visor de diapositivas de un tamaño aproximado de un móvil es una excepción especial en nuestro campo de pruebas. Es el único aparato que no dispone de un lente de amplificación y no ofrece ninguna posibilidad de amplificación respectivamente. Finalmente, este aparato elegante y pequeño funciona como una pantalla de luz pequeña.

Visor de Diapositivas Reflecta B36 Visor de Diapositivas Reflecta B36

La diapositiva a contemplar es simplemente colocada sobre la superficie de luz empujándola entre la superficie y una cobertura transparente elástica. Esta asegura que la diapositiva no se caiga en cualquiera de las posiciones que pueda tomar. Por lo tanto, no hay porqué tener que mantenerla en una posisicón horizontal sino también se puede - al igual que una foto del móvil que se quiere enseñar a los amigos - posicionar de forma vertical o incluso al revés.

En el dorso se colocan o bien dos baterías o bien acumuladores del tamaño micro (AAA) y el pequeño botón en la parte derecha aporta luz cuando se necesite. Sobre la mesa apenas ocupa sitio y es exactamente el aparato óptimo para visualizar un par de diapositivas sin tener que amplificarlas. El visor de diapositivas B36 es un aparatito pequeño y elegante para llevar, en el clásico formato de un móvil, de una apariencia buena y práctica y es muy manual.

Visor de Diapositivas Kaiser Diascop modulo

El nombre es el programa. Aunque el Diascop modulo de Kaiser es prácticamente un mini-panel de luz, por su equipamiento completo, el aparato se puede utilizar de muchas maneras. Al igual que el visor de bolsillo B36 de Reflecta, se puede utilizar como un panel de luz sin amplificación con la única diferencia que la diapositiva, en vez de un soporte transparente tiene un alimentador fijo con un tope que evita la caída de la diapositiva de forma fiable.

Visor de diapositivas de Kaiser Diascop modulo Visor de diapositivas de Kaiser Diascop modulo Visor de diapositivas de Kaiser Diascop modulo

Ahora viene un feature tras otro. Para obtener una amplificación de 2,5 veces se puede colocar una lupa plegable. Esta también se puede utilizar, con una base adicional, como lupa de mesa para los materiales no transparentes o cualquier objeto. La estructura de las placas de luz está orientada en su tamaño y función a una lámpara de mano genial de Osram, la "Dulux Mini", para el uso en la tienda de campaña, en el coche o en el sótano. Esta fuente de luz funciona con baterías mignon habituales (AA) o con acumuladores.

En resumen, un aparato de gran uso multifuncional, a aparte de la posibilidad que ofrece para visualizar y amplificar diapositivas. Con el Kaiser Diascop modulo se obtiene prácticamente 3 aparatos en uno: un visor de diapositivas, una lámpara de superficie y una lupa. Todos son objetos muy útiles para el diario.

Visor de Diapositivas de Kaiser Diascop mini2 y Diascop mini3

Estos aparatos de la casa Kaiser Fototechnik sólo se distinguen en el factor de amplificación. Como ya lo dice el nombre, el Diascop mini2 amplifica 2 veces, el Diascop mini3 3 veces. Los aparatos son muy fáciles de manejar y se pueden sostener tanto en la mano como también sobre la mesa debido a su base plegable.

Visor de diapositivas de Kaiser Diascop mini2 y mini3 Visor de diapositivas de Kaiser Diascop mini2 durante el uso

Los dos visores de diapositivas tienen un alimentador de diapositivas en la parte de arriba en el cual se introduce la diapositiva manualmente pero también tiene que ser sostenida en esa posición. Ya que los aparatos prescinden de un botón para encenderlos y apagarlos, cuando el usuario presiona la diapositiva sobre el contacto, se enciende la lámpara. Esto es muy práctico porque así uno no se puede olvidar de apagar la luz de fondo cuando se deja de usar el aparato. Para esta construcción, los diseñadores de la casa Kaiser se merecen un piropo!

El efecto resorte del contacto eléctrico además permite que la diapositiva se pueda sacar fácilmente del depósito. Retirando la cobertura del fondo de la carcasa se abre el compartimento de pilas, en donde se colocan dos pilas mignon habituales (AA) o acumuladores. Por lo tanto, estos aparatos son completamente prácticos que se pueden usar tanto sobre la mesa como también en la mano debido a su compacidad.

Visor de Diapositivas de Kaiser Diascop 1, Diascop 3 y Diascop 4

Los visores de diapositivas Diascop 1, Diascop 3 y Diascop 4 de Kaiser proceden de la misma gama de productos, tienen una apariencia muy similar y básicamente funcionan de la misma manera. Pero sí se distinguen en el factor de amplificación del lente frontal, en la forma de operación eléctrica así como en el confort en cuanto a la disponibilidad o la falta de disponibilidad de un dispositivo de colección para las díapositivas en el caso de los modelos con un depósito de caída. Los tres modelos se pueden describir como modelos de mesa, pero son tan compactos y frágiles que - con una pequeña limitación en los modelos de cable justamente por este - también pueden ser pasados de persona a persona. Lo que tienen todos en común es que, a parte de la posibilidad de poder visualizar las diapositivas enmarcadas, también se pueden visualizar tiras de película completas o incluso rollos de película, ya que se pueden empujar por los dos orificios que se encuentran en los lados del aparato. Con esto, estos visores de diapositivas son los únicos modelos que se podrían denominar también como visores de tiras de película.

Kaiser Diascop 1, 3 y 4 El Kaiser Diascop 3 durante el uso

El Diascop 1 es el más sencillo en su categoría, ofrece un lente frontal con una amplificación de 2 veces y el funcionamiento es o bien mediante dos baterías (c) o bien mediante un acumulador. La corriente de estos es extraída mediante un interruptor. La alimentación de las diapositivas se efectua en el dorso del aparato mediante un depósito individual. Si se desea volver a retirar la diapositiva, simplemente se presiona la manilla de amortiguación de la parte frontal y ya se puede sacarla tirándola hacia arriba.

Tanto el Diascop 3 como también el Diascop 4 ofrecen, a parte de un lente frontal de una amplificación de 3 veces, dos características más. Por un lado, el depósito de caída con recipiente de colección conectado, y el caso del Diascop 3, por otro lado, la posibilidad de tener la opción de conectar el aparato a la red eléctrica o usarlo a base de baterías. Pero para el uso mediante la red eléctrica se tiene que comprar adicionalmente una fuente de alimentación opcional para el Diascop 3. En el caso de los dos modelos, el depósito de caída ofrece la ventaja de no tener que eliminar la diapositiva hacia arriba, sino dejarla caer hacia abajo mediante la manilla elástica que se encuentra en un lado del aparato.

Allí se encuentra el recipiente colector que, dependiendo del grosor de las diapositivas, tiene una capacidad máxima de hasta 10 diapositivas. Todo esto aporta la ventaja de una secuencia de contemplación más rápida, si se desea. Un botón de luz lateral del Diascop 3 determina el suministro de corriente eléctrica, o bien de la batería (2 x Baby (C)) o, opcionalmente, del enchufe. El Diascop 4 no necesita este porque funciona puramente a corriente eléctrica. En cuanto se haya conectado el cable, la iluminación de fondo entra en funcionamiento.

Visor de Diapositivas Kaiser Diascop 50N y Reflecta B220

La categoría superior de los visores de diapositivas está representada por el visor de diapositivas de Kaiser, el Diascop 50N, y el visor de diapositivas de Reflecta, el B220. Estos dos aparatos de estructura similar solamente de distinguen en el diseño y el factor de amplificación. Mientras el modelo de Reflecta ofrece una amplificación de 2,5 veces, el modelo de Kaiser ofrece un factor de amplificación de 3 veces.

Kaiser Diascop 50 N y Reflecta B220

Los dos ofrecen un depósito de relleno para un máximo de 40 diapositivas (dependiendo del grosor del marco) y un desplazador de cambio para las diapositivas que permite cambiar de diapositivas de forma rápida y fácil. Básicamente, el desplazador siempre cambia directamente una diapositiva por otra, excepto en caso de la primera y de la última. Pero la forma de procedimeinto más cómoda es la del aparato de Kaiser, que cambia una diapositiva por la otra sin ninguna imagen intermedia en negro, mientras en el caso del Reflecta, el visor muestra una imagen en blanco entre dos diapositivas. El desplazador de diapositivas del visor de Kaiser funciona de una forma más suave y ligera y aparenta ser de más valor y también más sofisticado.

Kaiser Diascop 50 N durante el uso

En general, el aparato de Kaiser aparenta ser más valioso y procesado de una manera más sofisticada. Al contrario de la tuerca moleteada que requiere algo de maniobra en el caso del aparato de Reflecta para el ajuste del ángulo de la base, este aparato dispone de una manibela giratoria manuable. También el conducto de los cables está mejor diseñado en el caso de Kaiser, ya que está expuesto directamente hacia atrás y no estorba mientras se ajusta la base. Otra ventaja del Diascop 50N de Kaiser es la (en caso de Reflecta faltante) opción de poder introducir tiras de película en un depósito vertical adicional.

Por lo tanto, debido a la capacidad de depósito relativamente alta en el caso de los dos aparatos, estos son especialmente aptos para aquellos que quieran visualizar varias docenas o incluso cien diapositivas de forma rápida y cómoda. Solamente tienen que ser sacados del magacín.

Visor de Diapositivas Reflecta B250

Entre los visores de diapositivas, el Reflecta B250 es una atracción absoluta. Pero este visor de diapositivas, en su estructura, su función y su manejo es tan similar a un panel de luz que lo presentamos detalladamente en nuestra Página de Paneles de Luz y también demostramos muchas imágenes de aplicación.

Resumen, Conclusión

Los visores de diapositivas puestos en prueba cubren todo tipo de exigencias desde "ver rápidamente" hasta "visualizar el archivo", cada aparato tiene su sitio y sentido en el mercado. Por lo tanto, lo que es decisivo para la compra de un aparato no es solamente el precio sino también el tipo de empleo del aparato y la necesidad del confort del usuario.

El "móvil de fotos" análogo, Reflecta B36, es un simpático gag y suficiente para la visualización ocasional de una diapositiva, pero el Diascop modulo de Kaiser Fototechnik es una sofisticada pieza universal de una alta eficiencia y tipos de empleo en el diario. Los aparatos de Kaiser Diascop mini2, mini3, 1, 2 y 4 son auténticos y puros visores de diapositivas con unas posibilidades de amplificación de 2x hasta 3x, en los cuales hay que diferenciar entre el factor de amplificación y más o menos confort (por ejemplo: alimentador de petaca, funcionamiento con baterías y/o suministro de corriente), así como Reflecta B220 y el aparato de primera categoría Kaiser Diascop 50N, que ofrecen sobretodo el confort del cambio de diapositiva por un desplazador y con ello permiten una cantidad de diapositivas más grande en una sucesión más rápida y cómoda. De este modo, cada visor de diapositivas tiene un sentido a su manera y funciona como un puente entre el proyector más la pantalla y el panel de luz más la lupa.

Volver al índice Tests del hardware

High-End Scan-Service